La sección de VETERANOS se adhiere a la estructura del club

EL EXFUTBOLISTA LUIS MIGUEL OLIVAR SERÁ COMPONENTE Y PORTAVOZ DE ESTA NUEVA SECCIÓN

Desde la Asociación Deportiva Mérida SAD continúa aumentando nuestra estructura. Esta vez lo hacemos mediante la adhesión de la sección de Veteranos al club que desde hoy mismo ya forma parte de la entidad, y que tendrá como componente y portavoz al exjugador, en tres etapas distintas, Luis Miguel Olivar.

Ilusión, historia y orgullo, son tres características que definen a la perfección este nuevo paso que da la entidad hacia adelante para unir a nuestro organigrama una sección que funcionaba de forma anexa al club con la que a partir de ahora caminaremos de la mano.

Un paso más con el que queremos aumentar nuestra estructura, que continúa creciendo y mejorando día a día, como ya sucedió con la creación de la Sección Femenina del club, y donde queremos dar cabida a otra parte importante de nuestra entidad como es la historia.

Así, Luis Miguel Olivar,  se ha mostrado “muy contento y agradecido” por volver a la entidad, la que considera como el club de su corazón,  en el que ha estado cinco temporadas, y donde “se han portado fenomenal, tanto gente del club y la afición, como la ciudad de Mérida”, según ha indicado.

CÓMO SURGE

Esta nueva sección surge tras una llamada de Paco Puertas a Olivar, donde este ha afirmado que el presidente “quería que estuviésemos cerca del club, y en lo que podamos ayudar lo vamos a hacer”.

Así, el ex futbolista, ha señalado que hará “todo lo posible por ayudar, primero personalmente, porque me siento identificado con Paco, ya que vine de Madrid y no conocía a nadie y en todo lo que pueda ayudarle aquí estaré”.

Además, ha señalado que enseguida “se puso a trabajar” con el presidente Paco Puertas, que les comentó que la sección tenía cabida. Por eso el club ya ha donado una primera equipación y en breve hará lo propio con otra. Olivar ha apuntado que desde los Veteranos están “encantados de formar parte de la estructura del club”.

CONTENTO DE VOLVER

El ex futbolista, Luis Miguel OIivar, se ha mostrado muy contento de volver a la familia romana. Cuando se retiró, quiso dejar el fútbol de lado aunque continuó con su preparación y obtuvo la titulación de entrenador y director deportivo.

Por su parte, ha afirmado que le gusta prepararse antes “de dar un paso más allá” y lo ha hecho durante 5 años con la Escuela de Fútbol del Emérita Augusta. Ahora, señala estar  “muy contento de volver a formar parte de la familia romana” y le da las gracias al presidente Paco Puertas “porque ha hecho posible esta situación”.

CON RECORRIDO

Por otro lado, la sección de Veteranos ya funcionaba pero de manera anexa al club. “Ya se venían jugando partidos, éramos una asociación sin ánimo de lucro y está formada por 25 personas, jugadores que hemos jugado en el primer equipo o en las categorías inferiores del Mérida”, ha señalado Olivar.

Esta asociación  surgió tras una conversación entre Manuel Rodríguez ‘Rodri’, ex jugador del Mérida y actual entrenador de los Veteranos, y Olivar, donde hicieron un pequeño comité con Michel Nevado, Alberto Bohórquez, Carlos Méndez y Alberto Chino y de ahí formaron la Asociación y fueron llamando a más compañeros como Lauri, Ángel Macías y Carlos Abela, entre otros.

El propio Olivar ha insistido en que “aquí tiene cabida cualquier exjugador” y ha añadido que mantiene el contacto con Monreal, Correa, Sinval… “y si quieren venir a algún partido estaríamos orgullosos de tenerlos con nosotros”, aunque sabe de su dificultad porque viven en otras ciudades e incluso en otros países.

Hasta ahora, los veteranos solían jugar en torno a 10 partidos al año, cinco en casa y cinco fuera de casa y posteriormente realizan lo que se conoce como el tercer tiempo tras el partido.

Asimismo, ya han jugado contra Alcorcón, Atlético de Madrid, también tienen pendiente jugar con el Rayo Vallecano, Leganés, cantera del Real Madrid… Olivar ha señalado que “siempre tenemos torneos por delante”.

OLIVAR Y EL MÉRIDA

Luis Miguel Olivar estuvo en tres etapas distintas en el Mérida. En la primera llegó en el año 96, con 23 años, y esa temporada se encontró con “un vestuario en el que había mucha gente que había jugado muchos partidos en primera división, internacionales como Manolo, y estrellas como Leal, Mariano, Luis Sierra, Momparlet, Sinval, Correa… un auténtico equipazo que era una gran plantilla”, ha apuntado.

Además, ha señalado que sus primeros pensamientos eran de que “lo iba a tener difícil, no solo para jugar sino para ir convocado, y al final iba siempre iba convocado” y jugó 14 partidos en la temporada que el club ascendió a Primera División por segunda vez.

Así, ha destacado que son “los mejores recuerdos” de su vida deportiva, y en lo personal  también, ya que “la ciudad de Mérida se portó muy bien conmigo y con mi familia y estaba encantado con un entrenador como Kresic”, del que solo tiene “palabras de agradecimiento”.

Su primera etapa en el Mérida terminó en el último día de mercado de esa temporada, donde desechó “ofertas importantes de Segunda A” y finalmente fue a Segunda B.

Su segunda etapa en el Mérida fue en la temporada 2001/02. Llega en Segunda B y también guarda “un gran recuerdo, porque había un gran grupo humano y un gran entrenador como Paco Miranda”. Además,  ese año disputaron el play off de ascenso a Segunda División, “contra Compostela, al que ganamos en casa y terminó ascendiendo, Barcelona B, con Iniesta, Víctor Valdés, Motta, y Valencia B”.

Así, continuó una temporada más y se marchó. La tercera etapa fue en el año 2004/05, y el propio Olivar lo cuenta así: “estaba jugando en el Extremadura y en un partido ante el Lorca marqué un gol. Estaba en el palco Fouto y Andrés García Tébar, y volviendo para Mérida, donde vivía, me llamó la familia Fouto para que fuese a su casa y rescindí con el Extremadura para volver a firmar en enero con el Mérida y logramos ascender a Segunda B”, donde además se quedó una temporada más.

Por último, Olivar también se ha deshecho en elogios no solo con los jugadores, afición y presidentes, sino  que se ha querido acordar de gente que ha sido importante para él como “Tarriño, la familia Torres, la familia Fouto, Julio Carmona, Vicente Casquero, Moisés y Mora que siempre se han portado fenomenal” y a los que ha añadido que tiene «mucho que agradecerles”.

SÍGUENOS EN REDES